shadow

Monforte del Cid no ha registrado (que se sepa) ninguna muerte por Coronavirus. Este fenómeno puede deberse a varias razones que analizaremos a continuación.

Monforte, por su peculiar situación geográfica, resulta el límite entre el valle del Vinalopò Mitjà y las comarcas del Alacantí y el Baix Vinalopò (área metropolitana de Elche, etc…). En este sentido, se nos presupone un sitio de mucho paso, pero no de destino fijo de mercancías y/o afluencia de foráneos, más allá de los que tienen una segunda residencia en nuestro término municipal, o las mercancías que se descargan en comercios. Aunque la mayoría de ellas lo hacen en las naves instaladas en nuestros polígonos, alejados todos ellos del núcleo más denso de población. Ello, junto a las estrictas medidas sanitarias de los comercios con actividad esencial abiertos durante el Estado de Alarma, ha sido uno de los factores de que hubiera pocos contagios y ningún deceso por COVID-19.

Por otro lado, la drástica reducción de la movilidad, junto con el mayoritario respeto por el distanciamiento social, también han sido determinantes, aunque hay una serie de peculiaridades en Monforte que han amortiguado el impacto del Coronavirus,

Cierre inmediato de todas las actividades no esenciales

Incluso antes del decreto del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, muchas actividades públicas y privadas, ya tomaron medidas como el cierre parcial o completo así como las paralización de los eventos que podían congregar a más gente: servicios religiosos, servicios municipales, eventos de asociaciones y culturales, etc…

El Ayuntamiento, asesorado por las fuerzas de orden público y las autoridades sanitarias locales y autonómicas, ya comenzaron a hilvanar un plan de contención ante lo que se preveía inminente: el confinamiento.

La temporada de la uva no había comenzado:

También en este sentido, hemos tenido la «suerte» (muy entre comillas), de que la temporada oficial de trabajos masivos del tratamiento de la uva no había comenzado en su punto más álgido, ya que entre los meses de marzo y abril, una vez hecha la poda, son quizás los meses con menos actividad del año. Indirectamente, y como un acto de, tal vez, justicia poética, lo que nos da el pan, esta vez también nos dio la salud. El problema al que se enfrenta el sector a corto plazo es planificar de forma adecuada la desescalada, ya que a partir de mayo comenzarán las labores que más trabajadores congregan y, el desafío será hacerlo de la forma más segura.

Ausencia de centros de día para mayores y residencias

En este caso, el aplazamiento de la apertura por causas administrativas, del proyecto municipal para inaugurar un centro de día para personas mayores con movilidad reducida, también ha influido para que los posibles contagios se hayan reducido al máximo, ya que estaba presupuestado para 2019. Si esta pandemia lo hubiera entorpecido, estaría inaugurado por esta fechas. Afortunadamente no a sido así.

En cuanto al Club de Jubilados «Gente Activa», su junta directiva decidió su cierre apenas tres días antes de la decisión del confinamiento masivo. Quizás por este motivo también se hayan salvado muchas vidas.

Solidaridad: «El pueblo salva al pueblo»

El pueblo salva al pueblo

Independientemente de las medidas que se han tomado desde las demás administraciones, en Monforte se pusieron en marcha dos iniciativas municipales importantísimas que, aunque no podamos saber su alcance en el caso de que no se hubieran ejecutado, su implementación ha contribuido seguro, a evitar muchísimos contagios:

Solidaridad de los Agricultores

Día de desinfección hecha por los agricultores

Desde hace más de un mes, a partir de las 20 horas, y tras los aplausos, los agricultores se han movilizado con todos los recursos disponibles para la desinfección diaria de todo el pueblo con sus tractores y cubas. También cabe hacer una mención especial a las brigadas municipales que desinfectan a diario todos los puntos críticos del pueblo (cajeros, puertas de comercios, etc..), al Club de Cazadores Monforte con su cañón desinfectante de los sábados y a la UME, que también ha acudido cuando se le ha llamado.

Solidaridad con las mascarillas

Mascarillas confeccionadas por voluntari@s en Monforte del Cid

También, desde que nos sorprendiera la declaración del estado de alarma, decenas de voluntarios y voluntarias se han volcado para que todo el pueblo tuviera su mascarilla. Durante tres semanas se repartieron por comercios y colectivos vulnerables a petición telefónica. Durante ese período, se fueron acopiando mascarillas hasta que hubo las suficientes para acometer un reparto masivo, casa por casa, de forma que todos los vecinos dispusieran de algún medio para evitar contagios.

Solidaridad con el reparto de alimentos

Tanto las asociaciones ligadas a la Parroquia de Monforte como Cáritas, como los Servicios Sociales municipales, en completa coordinación, se han encargado de que a las familias que lo necesitaran, no les faltara lo fundamental: la comida. Esta pandemia ha impactado mucho más fuerte en las familias con escasos recursos, en una época, como decíamos anteriormente, que hay muy poco trabajo en el campo y, por tanto, menos recursos económicos en muchos hogares monfortinos.

La valiosa labor de Protección Civil y la Policía Local

Han sido los cuerpos de voluntarios y garantes del orden por excelencia, en todo momento han acudido a la multitud de llamadas que han recibido para ir a bancos, realizar compras y muchas otras tareas que han evitado el desplazamiento de los colectivos más vulnerables. Por su parte la policía ha acudido a todas las emergencias a las que se les ha requerido, velando siempre por la seguridad colectiva en detrimento de los incumplimientos individuales del confinamiento obligatorio.

Servicio de ayuda a domicilio

Las componentes del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)

Ahora más que nunca, ha estado a la altura de las circunstancias y han seguido con su valiosa y callada labor para que nuestros mayores estuvieran bien atendidos.

Centro médico

La mayor labor de contención, desde el punto de vista médico ha sido ejemplar. Sin hacer saltar las alarmas y con la discreción que requiere su profesión, han aconsejado y diagnosticado de forma rigurosa a todos los pacientes que han mostrado síntomas, además de un estricto seguimiento para que no se propagara el virus, a pesar de la falta de medios de diagnóstico.

NO PODEMOS BAJAR LA GUARDIA

Por último pedimos a la población que aunque las medidas se vayan relajando progresivamente, que no se relajen y se mantengan alerta, siguiendo todas las precauciones posibles para que en Monforte del Cid no haya ninguna muerte por Coronavirus.

Siga la actualidad del Coronavirus en Monforte del Cid con nosotros pulsando aquí

Compartir

Subido por:

Avatar
Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.