shadow

La mejor noticia posible se ha hecho realidad tras 30 años de incumplimientos, sentencias perdidas, desprecios y millones, muchos millones de euros que habrían sepultado toda expectativa de avanzar industrialmente en Monforte del Cid.

El pasado día 9 de abril el Ayuntamiento recibía la noticia de la desestimación del recurso interpuesto por SEPES contra la sentencia que exoneraba a Monforte de indemnizarle con casi 13 millones de euros más intereses, y anulaba el convenio por el cual Monforte no podía desarrollar el sector de Walaig con la Entidad Estatal.

La sentencia se esperaba por parte de la Corporación con una calma tensa puesto que, tras 30 años de desencuentros la balanza podía inclinarse a favor de cualquiera de las partes.

Breve historia de la odisea Walaig

Desde que a principios de los noventa SEPES adquiriera la mayoría de los terrenos que pretendía desarrollar mediante un convenio con el ayuntamiento, las vicisitudes han sido múltiples. El convenio básicamente establecía un vínculo en el que éste desarrollaría 1 millón de m2 de suelo industrial, que lo urbanizaría para gran esperanza del futuro industrial de Monforte en poco tiempo, además de dejarle exento del pago del IBI hasta su desarrollo, estimado en unos 100.000 euros anuales.

En 2002, ya estaban los proyectos de urbanización hechos (11 años después), pero las elecciones municipales de 2003 cambiarían para siempre estos acuerdos con la llegada del PP al gobierno. En un principio todo fue cordial, hasta que por un lado, la falta de voluntad de SEPES en desarrollar el polígono y, por el otro, la confrontación que ello provocó con el gobierno del PP, llevó a estos últimos a romper unilateralmente el convenio y a adjudicar su urbanización a Intersa Levante, cosa que provocó tres querellas por la propia anulación, la nulidad de la adjudicación y la paralización de las obras.

Tras años de pleitos, los tres procedimientos se acumularon en uno, con tres sentencias en contra, lo que suponía una indemnización de 13 millones de euros. Una vez perdidos todos los pleitos posibles, en 2017, con la llegada del nuevo secretario, Don Fernando Mullor, él mismo decidió tomar las riendas y representar a Monforte como letrado en el procedimiento. Debemos resaltar que esta defensa tuvo un coste de cero euros para las arcas municipales frente a los más de 150.000 euros que cobró el anterior letrado.

Finalmente, tanto Mullor, como los letrados consultados, daban por perdido el juicio por un 99%. Sin embargo, con un rápido pero profundo estudio del caso, se detectaron graves irregularidades en la defensa anterior que afortunadamente dieron lugar para la argumentación que ahora acepta el juez fallando a favor de Monforte del Cid.

Un nuevo horizonte

El letrado que ha ganado el juicio más importante para la historia de Monforte, Don Fernando Mullor, valora la sentencia de Walaig muy positivamente, y asevera que ha sido la victoria más difícil de su carrera y recuerda que no sólo se ha ganado este juicio, sino otro tan importante como este que fue el de Intersa Levante, que reclamaba al ayuntamiento 11,7 millones de euros, con lo cual, sumando ambos importes más los intereses legales desde 2008, el letrado ha librado a Monforte de una deuda judicial de casi 50 millones de euros, cosa que hubiera arruinado al pueblo por décadas.

Igual de importante es la anulación del convenio firmado en 1990, ya que deja la libre disposición del sector para que el Ayuntamiento pueda desarrollar este suelo industrial tan necesario para las futuras generaciones de monfortinos. A partir de ahora el Consistorio podrá hablar de igual a igual con SEPES para solventar la forma de urbanizar Walaig con las máximas garantías y el respeto mutuo que nunca se debió perder.

En este punto, debemos resaltar también la importancia que adquirirá la capacidad de negociación de la alcaldesa de nuestro pueblo, María Dolores Berenguer y su habilidad para llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes. Según sus propias palabras, “estamos eufóricos, es una gran noticia, quizás la mejor de toda la historia para Monforte. Hemos evitado la bancarrota total, pero no podemos dar nada por hecho. Lo primero que voy a hacer es estudiar con mi equipo qué horizontes se abren, debatirlos con SEPES y desarrollar el polígono, sin fuegos de artificio ni engaños a los monfortinos. Llevan 30 años engañándonos, unos y otros, pero creo en la buena voluntad de todas las partes para llegar a acuerdos satisfactorios.”

Compartir

Subido por:

Avatar
Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.