shadow

“Eran bien entradas las 11 de la noche del pasado sábado cuando unos militares dieron a los participantes un mapa y una braga como distintivo de ser supervivientes”. A partir de ahí, dos bocanadas de aire, un suspiro y valentía para superar la larga noche que aún nos quedaba por delante”. Así contaba un…