shadow

Tras varios intentos por parte de la Concejalía de Agricultura, la de Medio Ambiente y la propia alcaldía, por fin los bolsos pueden ser vertidos y reciclados con todas las garantías para los agricultores.

Tras la problemática surgida este año por la recogida y posterior reciclaje de los bolsos, el Ayuntamiento de Monforte del Cid ha podido encontrar un gestor de este tipo de residuos, considerados industriales. El problema se agravaba por días ya que las «balas» de bolsos se acumulaban en los almacenes y en la parcela del Polígono «Las Norias» destinada para su depósito.

También nos confirman que se depositarán contenedores de forma contínua en las sedes de los grandes productores, y el resto puede seguir depositando los bolsos en la parcela municipal del polígono,

Según fuentes municipales, Monforte del Cid produce aproximadamente unas 200 toneladas al año de este producto, de las cuales ya se han recogido 21,8 a fecha del pasado viernes.

El problema con el que se han encontrado los agricultores de Monforte del Cid es que las empresas autorizadas para gestionar este tipo de residuo ya no han querido llevárselo este año. La razón está muy lejos. En Asia concretamente. Las empresas chinas que demandaban estos desechos para emplearlos como material de relleno en artículos textiles y de mobiliario, -cojines y sillones fundamentalmente-, tienen la demanda de este año cubierta en su totalidad porque los almacenes están llenos.

Quemar o enterrar

Al tratarse de un material voluminoso y ligero, elaborado con celulosa y con sustancias que repelen a los insectos, también se torna complicado su vertido en las plantas de residuos industriales. Circunstancias que inducen a los agricultores a tener que utilizar los métodos de antaño para eliminar los millones de bolsos que acumulan en sus fincas al finalizar la cosecha. De hecho, años atrás era habitual que fueran quemados enterrados. Pero ambas alternativas generan contaminación y, por eso, las autoridades decidieron prohibirlas.

Durante las últimas semanas el Ayuntamiento de Monforte del Cid y el de Aspe han estado realizando gestiones, de forma conjunta, con agricultores, empresas de transporte y plantas de biomasa. El resultado final será destinar los bolsos de la uva a la producción de electricidad con una aportación económica municipal que garantice un buen servicio.

Cabe recordar que los bolsos se van retirando desde mediados de septiembre hasta principios de enero a medida que avanza la cosecha de las diferentes variedades de uva. Y el problema que Aspe y Monforte han conseguido atajar también lo tienen Novelda, La Romana, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes y Agost.

Compartir

Subido por:

Avatar
Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.